jueves, 26 de enero de 2012

La imagen de los jueves CCXLIX.

¡Hola!

Esta semana he andado muy animado los primeros días pero totalmente cansado estos últimos días. Han sido dos exámenes muy diferentes y con "La imagen de los jueves" trataré de reflejar esa enorme diferencia.


La primera gran diferencia entre ambos es que mientras el del sábado trataba temas más tangibles y mucho más interesantes para mí al menos, también era una asignatura más fácil por todo ello. En cambio el examen que tuve ayer, aunque salí muy contento tras mi pesimista visión de estos días, fue una desesperación tras otra al ver que no me veía progresar en su entendimiento. Al final ambos me salieron bien, aunque a saber eso en qué nota se transforma luego porque los estudiantes de ingeniería tenemos un cruz con nuestras expectativas y la nota real que luego aparece que no es normal. Aun así he de decir que una vez pasado lo peor, si no tenemos en cuenta el examen del 18 de febrero, estoy bastante contento con lo que he hecho...
independientemente del resultado




P.D.: El próximo martes tengo otro y esperemos que termine mejor de lo que empecé. ¿Os gusta lo que estudiáis? ¿Tenéis alguna asignatura más favorita que otra a la hora de estudiarla? ¿Ese favoritismo se debe a vuestro propio interés, al profesor o a su aplicación posterior?

¡Cuidaos!

domingo, 22 de enero de 2012

La increíble historia de la mortadela.

¡Hola!

En esta entrada me voy a dedicar a relatar la increíble historia de la mortadela, y con ella me refiero a que dada una curiosa anécdota me he topado con el origen de este embutido.


Antes de empezar con esta "agrupación de información" os voy a contar cómo he llegado a esta curiosa búsqueda. Fue ayer cuando en "Los Simpsons" apareció la escena que abajo puede verse en vídeo en la que se pregunta el peso atómico del salchichonio. Buscando la secuencia original he visto que ese elemento atómico inventado es el nombre que han elegido en España para traducir lo que han llamado "Bolognium" en la versión en inglés, que por supuesto tampoco existe como elemento de la tabla periódica pero que investigando me he dado cuenta de que se ha traducido de una forma bastante fiel:




Y es que resulta que "bollognium" es como llaman, aproximadamente, a la mortadela, que no deja de ser un tipo de salchicha como también lo es el salchichón en España, por ejemplo.
Existen más de 30 tipos de salchichas en todo el mundo y en concreto la que aparece en este fragmento de vídeo es parecida a la mortadela italiana que precisamente procede de la ciudad de Bolonia. Quizás por esta razón la llaman así en este capitulo, añadiéndole una terminación latina típica para hacerlo más semejante sonoramente a un elemento real de la tabla periódica.



P.D.: Para que luego nos quejemos de que tenemos malos dobladores en España. ¿Qué pensasteis la primera vez que visteis este trozo de episodio? ¿Llegasteis a preguntaros por qué habían escogido el "salchichonio" y no el "mortadelio", por ejemplo? ¿Qué os ha parecido esta curiosidad?

¡Cuidaos!

jueves, 19 de enero de 2012

La imagen de los jueves CCXLVIII.

¡Hola!

En estos siete días que han pasado desde la anterior actualización de "La imagen de los jueves" mi rutina se ha basado en pasarme la mitad de cada día en la biblioteca estudiando.


El pasado lunes ya hice los exámenes, el teórico y el práctico, de la primera asignatura y este sábado tengo el de la segunda. Más o menos he salido contento para lo pesimista que estoy siendo este cuatrimestre, pero aun así no me fío, que esta asignatura por muy fácil y sencilla que sea para una gran mayoría a mí me ha costado mucho más. Con respecto al examen del sábado, vuele a repetirse la historia de siempre. Tengo poca memoria y eso para la parte teórica no viene nada bien y por la parte práctica de momento no tengo preocupación, aunque tengo algunas dudas básicas que espero responder mañana mismo. A ver cómo van estas semanas de estudio intensivo, yo seguiré...

retransmitiendo todo por aquí




P.D.: He de reconocer que me gusta esta rutina de estudiar, sobre todo si es algo que me interesa, como es el caso. ¿Para vosotros es un suplicio o os gusta? ¿Preferís estudiar en casa o en la biblioteca? ¿Soléis presentaros a todos los exámenes?

¡Cuidaos!

jueves, 12 de enero de 2012

La imagen de los jueves CCXLVII.


¡Hola!

El contraste entre las vacaciones de Navidad y la vuelta a la rutina será lo que relate en esta nueva entrega semanal de "La imagen de los jueves".


Justo hoy han terminado las clases del primer cuatrimestre para mí así que ya no sólo estudiaré por la tarde sino que ya podré hacerlo también por la mañana y por la noche. Creo que este año me está costando más eso de tener costumbre de estudiar a todas horas. Sin embargo, también es cierto que estas Navidades fueron las que más he estudiado nunca, pero aun así no fue considerable el tiempo invertido. La verdad es que he vuelto con ganas más que nada para que se pasen cuanto antes estas semanas por las que todos los estudiantes debemos pasar. Espero que una vez instalado de nuevo en Burgos no me cueste mucho hacerme a la rutina de encerrarme en el piso o en la biblioteca entre apuntes porque al final me pasará como siempre...

y acabará pillándome el tren




P.D.: Estos días con clases han sido como un grano que quieres quitarte pero no puedes porque no ha aflorado lo suficiente, qué rabia. ¿Cómo os preparáis vosotros para los exámenes? ¿Soléis tener unos horarios de estudio así como un lugar pensado para tal efecto? ¿Qué esperanzas tenéis este año con respecto a los estudios?

¡Cuidaos!

miércoles, 11 de enero de 2012

Tocado, ¿pronto hundido?

¡Hola!

Si hace apenas unos días escribía una entrada donde me mostraba desesperado por una parte de mi vida que siempre ha estado incompleta hoy vuelvo a escribir otra pero hablando de otro campo del que también me estoy empezando a decepcionar.


Y es que con esta primera semana de clases del año y última a la vez antes del periodo de exámenes me estoy dando cuenta de que se me va a hacer más cuesta arriba que nunca esta evaluación. Sabía que habiendo pasado el último curso de Erasmus, donde el rendimiento es menor que en España, me costaría adaptarme a la monotonía y ritmo habitual de una universidad. Sabía también que me metía en una carrera nada despreciable en dificultad y nivel que, aunque su contenido fuera la ampliación de lo que ya he visto, es diferente también por la universidad y el entorno donde iba a realizarla.
Era consciente de que sería un gran reto, y tan consciente de ello era como animado y predispuesto a intentar superar esta barrera que yo mismo había elegido estaba. De hecho, precisamente por tener tantos factores en mi contra y tantas "bocas que callar" y personas a las que demostrar muchas cosas estaba más decidido aún a intentarlo.
El problema de todo este ánimo inicial ha venido ahora que he visto cómo son las asignaturas, su contenido y evaluación. La envoltura de todo esto está bien, la Universidad de Burgos y mi Escuela en concreto y sus profesores y mi titulación en concreto me parecen muy competentes y comprensivos y abiertos con el alumnado. Aun así veo que el problema soy yo, que no he conseguido aprobar ni los examencillos que hemos tenido a lo largo de este cuatrimestre de la asignatura más fácil de cuantas estoy matriculado. Me veo desesperado, sin casi esperanza, cosa que siempre he creído que era el fin de todo hombre. He acabado convirtiéndome en lo que siempre he evitado y odiado.
Sé que estas palabras sólo me servirán para desahogarme y, quizás, coger fuerzas una vez más para enfrentarme aunque sea por última vez ante lo que seguramente será una carnicería. Reconozco no obstante que me queda una mínima intención de darlo todo, "jugármelo todo a una mano" como si de una partida de póker se tratara. Desde luego, si hay algo que más deteste que una persona desesperada es una persona sin esperanza, aquella que ni lo intenta una última vez.



P.D.: No quiero convertirme en eso, así que desde ya mismo me pongo a sacar fuerzas y ánimos de donde sea para que el intento merezca la pena. ¿Os habéis sentido alguna vez así? ¿Qué hacéis en estos casos? ¿De dónde sacáis las fuerzas?

¡Cuidaos!

sábado, 7 de enero de 2012

Comenzando bien el 2012.

¡Hola!

Hoy vengo con una entrada un tanto diferente, quizás demasiado sentimental o personal, pero necesito desahogarme y en cierto modo este blog siempre me ha servido para eso, así que allá van estas frases sueltas que pasan por mi mente desde hace unos días.


Me pregunto si es el tiempo y con él la experiencia quien hace a alguien madurar. Siento que soy una persona que por mucho que pasen los años no cambia, no evoluciona, no progresa en algunos aspectos de la vida que creo sin embargo fundamentales para mi desarrollo como persona. En la mayoría de ellos estoy tremendamente contento y soy muy optimista, pero si se trata de algún otro no lo soy en absoluto.
No sé si mi signo zodiacal tendrá algo que ver, pero el caso es que siempre he tenido un enorme miedo por quedarme solo. Siempre que hago algo intento tener detrás a alguien que pueda ayudarme por si algo sale mal, por si no consigo llegar a donde me he propuesto. Es como si tuviera claro de antemano que nada puede salirme bien, lo cual es alimentado por experiencias pasadas y que desde luego no ayudan a que la actual salga bien. En el fondo esto no saca a relucir otra cosa que no sea la desconfianza en mí mismo que siempre he tenido en este aspecto concreto.
Me gustaría que este 2012 pueda reunir todas las fuerzas necesarias en el momento oportuno para atreverme de verdad a cambiar, a mejorar, a madurar. Ya hace tiempo que me cuestiono si el cambio lo estoy impidiendo yo mismo precisamente por ese miedo a la soledad, al rechazo. Por más que hablo con algunos buenos amigos no consigo nada salvo derrumbarme momentáneamente pero no aprender de verdad, no reunir la valentía suficiente.
Creo que merezco de una vez ser feliz plenamente, también en este aspecto, y creo que esto sólo lo conseguiré cuando de una vez por todas me arriesgue. Siento que me estoy dando cuenta de que no sólo es cierto eso de que "quien no arriesga no gana", sino que, además, el que no arriesga pierde seguro. Hasta ahora lo veía más bien como un seguro el no atreverme, como una medida para no hacerme daño a mí mismo, cuando en realidad sólo por el hecho de no hacer nada ya estoy perdiendo, estoy perdiendo la oportunidad de vivir esa experiencia, acabe siendo buena o mala finalmente. Daba por hecho que el resultado iba a ser malo y por ello mismo, para evitar un dolor mayor, no daba el paso.
Quiero arriesgarme, quiero ser más impulsivo, creer más en mí mismo, ser más valiente y natural, no tan reflexivo y darle mil vueltas a todo. Quiero, de verdad, poder entregar lo mejor de mí a alguien que sincera, pasional y voluntariamente me entregue lo mismo, sin prejuicios, sin mañana y sin miedos.


P.D.: Menos mal que, como remedio poco consolador, tengo ahora unas cuantas semanas en las que lo único que debe preocuparme son los exámenes que tengo. ¿Entendéis lo que he tratado de decir? ¿Os habéis sentido alguna vez así vosotros? ¿Qué debería hacer?

¡Cuidaos!

jueves, 5 de enero de 2012

La imagen de los jueves CCXLVI.

¡Hola!

Creo que esta entrada de "La imagen de los jueves" es la primera de este 2012 así que aprovecho para desearos un muy prospero año y también que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente se porten tan bien como vosotros lo habéis sido.


Hoy quiero hablar del sentimiento de nula ilusión que tengo por este año que acaba de empezar. Es cierto que la última noche del año fue tan especial como todos los años porque es la única en la que podemos juntarnos todos los amigos, y aun así este año año falló uno. Aun así, y a pesar de ser hoy un día cargado de ilusión expresada en la cara de los niños y que debería contagiarnos también a los adultos, para mí no lo está siendo. Estoy cogiendo este año sin ganas, sin una visión de futuro que realmente me apasione y me haga seguir adelante. Confío en que sólo dure estos primeros días porque de cara a estas varias semanas estudiando no creo que ayude mucho. Quizás sea por eso por lo que este año ni siquiera he pensado en nada para pedirle al año, quizás porque mi casi eterno optimismo se ha esfumado estos días y sintiera como que no merece la pena esperar nada, aspirar a un cambio que nunca va a llegar. Espero y deseo que este vacío interior se vaya pronto porque...

realmente lo necesito




P.D.: Será que me creí la falacia de que si eres bueno te llegan cosas buenas. ¿O es que he sido malo este año? ¿Cómo os sentís vosotros los primeros días del año? ¿Ya habéis hecho vuestra lista de buenos propósitos?

¡Cuidaos!